7 prácticas para mejorar la experiencia del empleado sin invertir dinero ni demasiado tiempo

mujer con portátil azul

7 prácticas para mejorar la experiencia del empleado sin invertir dinero ni demasiado tiempo

Estamos en la época en la que nos toca regresar a la oficina y el teletrabajo ha dado paso al modelo híbrido, el escenario perfecto para replantearnos la experiencia del empleado y mejorar el ambiente laboral de nuestros equipos. Asegurarnos de que cada persona que trabaja junto a nosotros disfruta de una experiencia agradable que recomendaría a sus amigos y familiares, puesto que la satisfacción en los trabajadores se traduce en satisfacción en los clientes. 

Crear un clima laboral próspero debería estar en la hoja de ruta de todo departamento de recursos humanos y equipo de liderazgo, ya que es la piedra angular que sostiene toda estrategia comercial de éxito. 

¿Qué es la experiencia del empleado? 

La experiencia del empleado se asemeja mucho a la experiencia del cliente y tiene que ver con la percepción que tienen los empleados de la organización. Esta experiencia no solo se centra en sus labores profesionales, si no que también se incluyen los procesos de selección y contratación, el onboarding, el trato recibido, planes de desarrollo, comunicación, etc.  

Es decir, que abarca desde que la persona nos deja su currículum hasta que se marcha de la empresa, lo que también se conoce como employee journey o viaje del empleado 

Cada vez son más las empresas que se dan cuenta del potencial que tiene la experiencia del empleado para mejorar el engagement, el compromiso y la fidelidad de sus colaboradores. Pero no solo solo eso, también contribuye a incrementar la satisfacción y la motivación de la plantilla, lo que se traduce en mejores resultados. 

Por eso, muchas empresas se proponen como objetivo que sus empleados tengan una experiencia lo más agradable posible que impacte de forma positiva a todo el engranaje que conforma una organización, hasta llegar al cliente final. 

¿Por qué es importante tener en cuenta la experiencia del empleado? 

La experiencia de los empleados se refleja directamente en todos los procesos corporativos, y si esta es negativa, la actividad comercial puede verse seriamente afectada. No tener en cuenta cómo se sienten los equipos dentro de la organización puede tener consecuencias graves tales como toda una plantilla desmotivada, el incremento de accidentes laborales, mayor ausentismo, y una alta tasa de rotación 

Con una buena estrategia de experiencia del empleado, no solo se evitarían todos los aspectos negativos anteriormente mencionados, si no que también contribuiría a la atracción y fidelización del talento. 

En este sentido, mantener una buena comunicación con nuestra plantilla es fundamental, solo así sabremos qué aspectos de nuestra empresa son los que influyen directamente en la satisfacción y bienestar de nuestros empleados, permitiéndonos tomar acciones que se ajusten a sus necesidades y obtener así resultados reales que nos beneficien a todos. 

Realizar encuestas de pulso a empleados es una manera rápida y sencilla de obtener datos que den lugar a incrementos en la productividad y en la motivación de éstos. Sin embargo, para que los datos realmente funcionen y mejorar la experiencia de la plantilla, hay que ser constante. La comunicación y las encuestas deben ser frecuentes. Y, por supuesto, aplicar acciones que recompensen al empleado a corto y medio plazo.  

 

En definitiva, producir una experiencia positiva para los empleados genera compromiso en la fuerza de trabajo, así como también ayuda a impulsar su motivación y su productividad. Así que aquellas organizaciones que miran por diseñar una experiencia de empleado adecuada para sus equipos poseen en su mano una gran ventaja competitiva. 

¿Cómo mejorar la experiencia de empleado en nuestra organización? 

Existen muchas maneras de mejorar la experiencia de empleado en su lugar de trabajo, ninguna de las cuales requiere de una gran inversión de dinero o tiempo.  

De hecho, la gran mayoría tienen que ver con la forma en la que nos comunicamos con nuestros colaboradores. Por eso, en este artículo os vamos a desvelar 7 maneras de mejorar la experiencia de nuestras plantillas a través de mejoras en la comunicación. 

 

1. Dedícales tiempo a tus empleados 

Una manera sencilla de mejorar la experiencia del empleado, pero que no todos los directivos cumplen, es dedicándole tiempo individualizado frecuentemente. Ya sea con una reunión semanal, quincenal o mensual, es recomendable tener programadas reuniones one-to-one para un intercambio de feedback. 

En estas reuniones breves de carácter informal se puede hablar de manera privada y en confianza sobre prioridades actuales, establecer objetivos a corto y medio plazo, indagar sobre la situación de los equipos e información relevante en caso de que se haya de tomar alguna decisión importante.  

El objetivo es que los empleados puedan expresar sus inquietudes en privado y con la seguridad de que van a ser escuchados.  

En el caso de equipos en remoto, programar videollamadas con regularidad es un recurso para solventar la distancia física y organizar reuniones cara a cara cómodamente desde casa. 

2. Organiza reuniones de equipo semanales 

De la misma manera que es importante interesarse por los empleados de manera individual, también lo es hacerlo de manera grupal ya que, al fin y al cabo, trabajan en equipo. 

En esta ocasión el evento se centrará en conocer el avance de los proyectos, cuáles son los objetivos a corto plazo, si existe algún problema que frene el progreso y compartir conocimientos y experiencias, creando así una inteligencia colectiva que vaya en consonancia con los objetivos a largo plazo de la organización.  

Por otro lado, son el espacio ideal para que los managers anuncien novedades, noticias importantes que afecten a la plantilla y se compartan los éxitos de aquellas personas que hayan trabajado duro para alcanzar las metas. 

Como resultado, se consigue una mayor transparencia en las comunicaciones, se genera confianza en los compañeros y el equipo directivo y se crean oportunidades de colaboración y trabajo en equipo. 

3. Diseña un espacio de trabajo seguro 

No se trata de crear solo un espacio que asegure la integridad física de los empleados, si no que también abogue por su seguridad psicológica. 

Cuando hablamos de seguridad psicológica en el trabajo, nos referimos a aquella sensación de bienestar que nos produce saber que nuestras decisiones no se ven afectadas por las posibles reacciones de las personas que forman nuestro entorno laboral. 

En otros términos, es que los empleados tengan la certeza de que se pueden expresar libremente sin ser juzgados. 

Esto es especialmente importante a la hora de generar un entorno de confianza y bienestar que mejore la experiencia de empleado. Cuando esto sucede, los colaboradores están más dispuestos a compartir sus impresiones, sus ideas, y a decir lo que realmente quieren decir. 

4. Convierte las tareas en significativas 

Numerosos estudios, como el que llevó a cabo Google con su Proyecto Aristóteles, establecen que actualmente la prioridad para la mayoría de empleados no es el sueldo que cobran, si no el sentido que tiene su trabajo 

Los empleados disfrutan más de su trabajo si saben que lo que hacen tiene un motivo, un significado, y que su parte es importante para la suma del todo. 

Por lo tanto, cuando vayas a establecer las tareas que debe hacer cada trabajador, asegúrate de que saben el porqué hacen lo que hacen. Incluso la tarea menos atractiva puede convertirse en significativa si se transmite con un mensaje honesto sobre el motivo por el cual es importante llevarla a cabo. 

5. El feedback debe ser constructivo 

Es importante comunicar al equipo lo que esperamos de ellos de una manera clara y concisa. De esta manera, nos aseguramos de que cumplen con nuestras expectativas, por una parte, y evitamos sus frustraciones por la otra, lo que reduce los riesgos de un impacto negativo en su experiencia de empleado 

Pero ser claro y conciso no implica no tener que cuidar las palabras o ser empático y sensible. Debemos procurar que con nuestras palabras los empleados comprenden qué hacen bien y qué pueden hacer para mejorar. 

Además, este proceso debe ser de doble sentido. Los empleados necesitan disponer de un espacio en el que dejar constancia de sus inquietudes y aportar ideas con las que la organización pueda mejorar sus acciones.  

 

 

6. Evita un trato demasiado formal 

El trabajo de un líder no es solo establecer objetivos y cerciorarse de que la fuerza de trabajo tiene el conocimiento y las herramientas necesarias para llevarlos a cabo. Una de sus principales tareas es conectar con las personas 

El trato formal es adecuado en aquellos entornos que, dada la situación, son más encorsetados. Pero una vez fuera, como por ejemplo en los pasillos, en las pausas para la comida o incluso fuera del trabajo, el tono debe relajarse.  

Intenta dedicar tiempo a conocer a tu equipo a un nivel más personal. No se trata de agobiar o sobrepasar la intimidad, si no de conocer a quién está detrás del rol de empleado, a la “persona”. Cosas tan sencillas como preguntar por hobbys, cómo fueron las vacaciones, o acordarse del nombre de los hijos en las conversaciones informales que no están relacionadas con el trabajo ayudan a crear un clima de camaradería y confianza que mejora la experiencia de empleado. 

7. Proporciona a tus equipos un espacio de confidencialidad 

Si quieres promover una cultura de transparencia y honestidad, los empleados deben disponer de un espacio donde poder comunicarse con su equipo directivo con total seguridad, sin miedo a juicios o reprimendas. 

Ofrecer a tus empleados una manera de enviar comentarios e iniciar charlas de forma totalmente anónima abre todo un abanico de posibilidades para descubrir información que subyace en el fondo de la organización y que afecta negativamente tanto a los equipos como al negocio en general. 

Cuanta más información, mejores planes de acción podremos desarrollar, y mejores soluciones podremos brindar. 

En Team Insights ofrecemos un servicio de encuestas de pulso sobre el compromiso, la satisfacción y la motivación de los empleados con la opción de que las respuestas sean totalmente anónimas 

No solo eso, también disponemos de un canal de comunicación abierto en el que los colaboradores pueden hablar en cualquier momento con su manager directo para compartir experiencias, dudas, conflictos o cualquier otro tema que le pueda preocupar con la total seguridad de que su identidad no es desvelada. 

 

¿Con qué frecuencia estuchas a tus empleados? La mejor manera de diseñar una experiencia de empleado satisfactoria es conociéndolo y para ello, una buena comunicación es fundamental. 

 

Prueba ya Team Insights. ¡Es gratis!