El compromiso de un equipo es una carrera de fondo

El compromiso de un equipo es una carrera de fondo

El compromiso de un equipo es una carrera de fondo

Según el informe Tendencias Globales de Capital Humano de 2020, elaborado por Deloitte, e79% las empresas declaran que contar con equipos comprometidos con los ideales y objetivos de la organización es fundamental para alcanzar el éxito. Sin embargo, solo el 13% afirman estar preparadas para abordar esta tendencia.  

Y es que lograr el compromiso de un equipo es una tarea que requiere tiempo y dedicación, dos recursos que muchas organizaciones se resisten en emplear con su plantilla.  

Hablar de compromiso implica hablar de una relación entre dos partes, en este caso organización y empleado y, al igual que todas las relaciones, debe haber un proceso de maduración y crecimiento hasta llegar a ese punto en el que los colaboradores se sienten 100% integrados con la organización. 

Así pues, el compromiso de un equipo no puede tomarse como un objetivo a corto, ni siquiera a medio plazo.  

El compromiso pasa por conocer a los empleados y ofrecerles una visión de lo que significa su trabajo y de qué manera ayudan en el correcto funcionamiento y desarrollo de la organización. Y esto no es algo que se pueda hacer rápidamente, no es una carrera de velocidad.  

Todo lo contrario, trabajar el compromiso de un equipo es una carrera de fondo, es una meta a largo plazo en la que hay que trabajar día a día para ir superando las escalas del camino. 

Cultivando el compromiso de un equipo 

Numerosos estudios ya han demostrado que el compromiso de un equipo se traduce en múltiples beneficios muy apreciados por cualquier organización: 

  • Mejora el desempeño hasta un alto nivel. 
  • Impulsa la motivación. 
  • Promueve la innovación. 
  • Facilita la proactividad. 
  • Aporta excelencia en la calidad de los servicios. 

Además, a esta lista hay que añadir que los empleados comprometidos son los mejores embajadores de marca, convirtiéndose en los prosumidores ideales de cara a hablar bien de la organización de puertas hacia afuera.  

Sin duda, el compromiso es un factor diferenciador para destacar entre la competencia y sirve como un potente reclamo para atraer al mejor talento. 

Ahora bien, ¿cómo fomentar este compromiso? 

Tradicionalmente, las empresas empleaban sus esfuerzos para fomentar el compromiso de los equipos a través del respeto, la equidad y el trato justo. Aunque actualmente esto sigue siendo imprescindible, las empresas de éxito van un paso más allá. 

Ahora se procura establecer un vínculo más fuerte, fortaleciendo las conexiones de los colaboradores con sus líderes de equipo y fomentando el sentido de pertenencia y contribución a los objetivos establecidos por la organización. 

Cuando los trabajadores son conscientes de que sus aportaciones ayudan al desarrollo y crecimiento de la organización, el compromiso aumenta.  

¿Y quién debe gestionar este compromiso? ¿Quién es el corredor en esta carrera de fondo 

Según un estudio realizado por Gallup, el 70% de la variación del compromiso de un equipo está determinada únicamente por el líder. 

Los líderes que corren maratones 

Gestionar el compromiso de un equipo es una de las labores principales a las que un gestor tiene que hacer frente en su día a día.  

Son ellos los encargados de trabajar para que la relación con sus colaboradores sea efectiva. En este sentido, los líderes deben trabajar las relaciones en base a la honestidad, la transparencia, la justicia y la equidad 

De hecho, la revista Harvard Business Review publicó un artículo en el cual destacaba que, entre las competencias más demandadas de un buen líder se encuentran: 

  • Altos estándares éticos y morales. 
  • Comunicación clara y abierta de manera asidua. 
  • Que esté abierto/a a nuevas ideas.  
  • Que fomente el sentimiento de grupo. 

Bajo estos preceptos, los líderes que cumplen con estas competencias y, que casualmente son los más demandados por las organizaciones, son aquellos que se preocupan por conocer a los miembros de su equipo, de saber el estado real en el que se encuentran y cómo trabajan.  

¿Qué les preocupa? ¿Qué tareas les hacen sentir seguros? ¿Con qué se encuentran cómodos? ¿Qué creen que, como empresa, se podría mejorar? 

En definitiva, tratan de identificar las variables concretas que inciden en el desarrollo del compromiso de un equipo para así poder crear estrategias de acción que ayude a impulsarlo. 

Por lo tanto, se necesita recoger información, analizar, evaluar, tomar medidas, y vuelta a empezar. Contar con las herramientas adecuadas es fundamental para allanar el camino. 

Team Insights, tu mejor aliado 

Se habla mucho de la “soledad del corredor de fondo”. Pero en Team Insights estamos para ayudarte a recorrer todos los kilómetros de este viaje.  

Nuestra herramienta de evaluación del compromiso utiliza 8 dimensiones clave que impactan de manera crítica en los empleados, por lo que Team Insights se convierte en una herramienta imprescindible para medir y evaluar el compromiso de un equipo de una manera rápida y eficaz. 

Con Team Insights podrás conocer en profundidad a tus colaboradores, saber qué les motiva o les perjudica y tomar las decisiones en consecuencia, fomentando el compromiso usando datos fiables. 

Solo así, poco a poco, como en una carrera de fondo, se cultivará la semilla del compromiso tan necesario para alcanzar la meta del éxito. 

Prueba Team Insights de forma totalmente gratuita.