5 ventajas de las conversaciones anónimas con los empleados

5 ventajas de las conversaciones anónimas con los empleados

5 ventajas de las conversaciones anónimas con los empleados

En Internet existe un auge de las plataformas que sirven para darle voz a las opiniones anónimas de aquellos que tienen algo que decir, sea bueno o malo.

Este recurso ya se ha usado ampliamente en otras áreas como el marketing donde las opiniones de los consumidores sirven para mejorar la calidad de lo que las empresas ofrecen. Y esto tiene doble ventaja: por un lado, si ofreces mejores productos el número de consumidores aumentará y tu empresa prosperará y, por el otro, hacerles sentir a tus clientes que sus opiniones importan y se tienen en cuenta es algo que realmente valoran mucho, afianzándolos todavía más.

A la hora de gestionar personas esto no es diferente y, de hecho, este tipo de herramientas pueden ser muy útiles para líderes y otros directivos, si se sabe cómo y cuándo implementarlas.

Las opiniones anónimas ofrecen a los empleados una oportunidad para poner de manifiesto sus preocupaciones, dar consejos sobre como mejorar la productividad y ofrecer un feedback totalmente transparente y sin filtros.

¿Sirve cualquier herramienta?

Muchas empresas optan por hacer encuestas internamente con Google Forms, Typeform o SurveyMonkey.

Estas herramientas online ofrecen la posibilidad de crear cuestionarios en varios formatos: desde preguntas que se responden en escala Likert (escala numérica) a preguntas abiertas donde los empleados disponen de un pequeño espacio de texto para redactar todo aquello que consideren importante.

Se trata de recursos perfectamente válidos, fáciles de usar, flexibles y gratuitos.

Sin embargo, cuentan con una gran desventaja: no se puede garantizar el anonimato de los empleados. Sobre todo, si la organización es pequeña.

Los empleados necesitan espacios seguros en los que dar su opinión en confianza y donde no se sientan juzgados. La mejor forma de hacerlo es a través de herramientas que sí garanticen su confidencialidad se asegure de que sus respuestas sean 100% anónimas.

Ventajas de las opiniones anónimas

Las opiniones o el feedback anónimo de la plantilla juega un papel fundamental en la creación de mejores sistemas de liderazgo y toma de decisiones, porque permite a los managers obtener información honesta y real sobre la experiencia de los colaboradores.

Con Team Insights se garantiza que todos los participantes que responden a las encuestas de opinión puedan ofrecer su feedback y dar su opinión sobre aspectos que considere relevantes bajo el manto de la confidencialidad y el anonimato, ya que sus respuestas no pueden ser rastreadas.

Estas son 5 ventajas que aportan las opiniones anónimas.

1. Toda la verdad.

Al garantizar el anonimato, los empleados se atreven a dar, sin miedo, toda la información que los gerentes necesitan saber sobre la situación y estado de sus equipos.

Cuando los trabajadores pueden hablar sin filtros, se aporta información muy valiosa que permite entender cómo funciona el flujo de trabajo, las relaciones entre compañeros y qué tipo de problemas afectan a la plantilla.

Con estos datos, los líderes pueden ayudar a sus colaboradores y mejorar su experiencia de trabajo.

2. Trato equitativo.

A veces, los altos mandos necesitan oír críticas constructivas para mejorar el sistema de gestión o darse cuenta de que las decisiones estratégicas que se han tomado no han sido las más adecuadas. Con el feedback anónimo, los empleados pueden ser críticos con los miembros más altos de la jerarquía organizacional sin temor a represalias.

Con el anonimato se asegura un trato equitativo para todos los miembros de la plantilla: las opiniones de todos los empleados, da igual el rango en la cadena de mando, importan por igual y se asegura que todas las opiniones son escuchadas.

Este sistema evita el sesgo a la hora de analizar los datos, puesto que se evaluarán todos los grupos de influencia.

3. Sin sacos rotos.

Las conversaciones informales en los pasillos están bien, pero seguramente el mensaje no irá más allá de una mera opinión circunstancial.

Ofrecer al equipo de trabajadores de una organización una plataforma en la que aportar de manera honesta, segura y fiable sus opiniones es una forma de hacer llegar el mensaje a quién realmente pueda dar las soluciones que mejoren el bienestar de los trabajadores y el éxito de la empresa.

4. Fomenta la participación.

Las personas quieren ser escuchadas, pero no todo el mundo se siente cómodo al compartir sus opiniones, a veces por miedo o por ser juzgadas.

Las conversaciones anónimas invitan a los empleados menos seguros de sí mismos a participar y aportar su granito de arena en el desarrollo de la empresa, lo cual es fundamental para generar sentimiento de lealtad y fidelización del talento.

Esto también sirve para descubrir aspectos importantes de los que nadie habla. Cuanta más gente participe, más puntos de vista diferentes habrá y más probable que se compartan problemas que la dirección no había detectado aún, pudiendo remediarlos antes de que realmente afectaran a la organización.

5. Foco en la información.

El feedback sin firma permite centrarse en lo que realmente importa: la información del contenido y no en quién la ha escrito, especialmente cuando se trata de críticas negativas. Se trata del “qué”, no del “quién”.

Esto permite tomar medidas reales y focalizarse en lo que se está haciendo bien o necesita mejorar, y no sobre una persona en concreto, evitando culpables o detractores.

 

Es posible que algunos managers se sientan inseguros al preguntar “¿cómo están mis empleados?” por miedo a cómo serán las respuestas, pero no hacerlo es un error, porque este ejercicio de comunicación entre líder y colaborador ayuda a retener el talento, aumenta la productividad, ayuda a mejorar el sistema de liderazgo y a tomar mejores decisiones.