Cómo mejorar el proceso de Onboarding con Team Insights

Cómo mejorar el proceso de Onboarding con Team Insights

Cómo mejorar el proceso de Onboarding con Team Insights

El Onboarding es un proceso de bienvenida a los empleados recién incorporados cuyo objetivo es integrarlos en la organización y hacer que se sientan como en casa en sus nuevos equipos y puestos de trabajo.

Este proceso es muy importante y de su éxito depende la futura relación con el talento recién llegado.

Un estudio de Wynhurst Group descubrió que las posibilidades de quedarse en la organización aumentan un 58% si se ha completado un buen proceso de Onboarding; siguiendo la misma línea, otro estudio de Brandon Hall indica que un proceso de Onboarding fuerte y estructurado aumenta la retención de talento un 82% y, además, mejora la productividad en un 70%.

Por lo tanto, conocer cómo es el proceso de Onboarding de la organización para saber si funciona y tiene éxito o, por el contrario, necesita mejorar, es un aspecto relevante para tener en cuenta.

Por eso, Team Insights tiene una batería de preguntas específica para los recién llegados, la cual evalúa el proceso de Onboarding desde diferentes perspectivas que creemos que son importantes para que este resulte exitoso y beneficioso tanto para el empleado como para empresa.

Cómo debe ser un proceso de Onboarding

El Onboarding es un proceso activo y duradero (algunos expertos indican que debería durar aproximadamente un año) que hacen las empresas para incorporar e integrar a los nuevos empleados.

Más allá de dotar de los recursos e información suficiente para llevar a cabo las tareas adecuadamente, este proceso también sirve para alinearlos con los objetivos, la misión y visión de la organización y para transmitirle los valores que esta desea expresar.

Antiguamente, más que de un proceso se trataba de un evento, en el que se le daba la bienvenida al recién llegado, se le hacía firmar los papeles correspondientes y se le daba un montón de libretos y panfletos que explicaban en qué consistía su trabajo y otros datos de interés, demasiado estático y burocrático.

Sin embargo, ahora el Onboarding es mucho más dinámico y puede iniciarse incluso durante el proceso de reclutamiento: tratar bien y hacer sentir cómodos a los candidatos es tan importante como hacerlo una vez que han entrado a formar parte de la empresa.

Para que un proceso de Onboarding tenga éxito, se deben tener en cuenta los siguientes factores:

  • Adaptación: cada persona es un mundo y cada puesto de trabajo es distinto, por lo tanto, el proceso debe adaptarse al candidato y sus funciones.
  • Progresión: como decimos, el Onboarding es un proceso y, como tal, requiere de una progresión hasta que el trabajador está totalmente integrado en la organización.
  • Feedback: se debe efectuar un seguimiento del nuevo empleado para saber cómo se está adaptando y despejar todas las dudas que puedan ir surgiendo.

De forma ideal, lo adecuado sería implicar a todos los compañeros e incluso altos cargos, para que se puedan ir sentando las bases de las nuevas relaciones que acompañarán a los nuevos empleados durante su trayectoria en la organización.

¿Y cuándo termina el proceso? Cuando todos los objetivos del Onboarding se han cumplido:

  • El empleado conoce perfectamente la organización, su filosofía y sus valores.
  • Se ha adaptado y familiarizado con su puesto de trabajo y desarrolla sus funciones de forma eficiente.

Cómo saber si el Onboarding de mi organización funciona

Como casi todas las dimensiones que se trabajan desde RRHH, el éxito del Onboarding se puede medir y cuantificar para saber si se está haciendo bien o hay algún área que se debe mejorar.

Como se ha mencionado anteriormente, uno de los factores claves es el feedback, el cual nos ayudará a comprender las fases por las que pasa los trabajadores recién incorporados.

Team Insights cuenta con una batería especial de preguntas para aquellos trabajadores que se acaban de instalar y llevan menos de dos meses en la organización con el objetivo de saber cómo ha sido su proceso de reclutamiento y Onboarding y medir su grado de satisfacción con respecto a estos.

La batería consta de 10 preguntas que se focalizan en averiguar si la organización transmitió en todo momento sus valores, si la formación e información recibida fue adecuada y pertinente, si las pruebas de selección fueron justas y relevantes, y si el trato recibido desde el inicio hasta el final fue agradable.

En definitiva, es como el eNPS pero más específico y por lo tanto, más válido y fiable para este proceso concreto.

Además, del mismo modo que el resto de las dimensiones de nuestra app, este paquete de preguntas se puede activar o desactivar en función de las necesidades y requerimientos específicos de cada organización.

Una vez recopilada toda la información, Team Insights muestra gráficamente los niveles de satisfacción, permitiendo mejorar el proceso de Onborarding si es necesario.

Por qué es importante contar con un buen proceso de Onboarding

Contar con un proceso de Onboarding bien estructurado no solo ayuda a retener el talento, también cuenta con otras ventajas que detallamos a continuación:

  • Acelera el proceso de integración de los empleados a sus nuevas funciones.
  • Con el acompañamiento adecuado, la curva de aprendizaje disminuye y la eficacia aumenta más rápidamente.
  • Disminuye la tasa de rotación al aumentar los niveles de satisfacción.
  • Mantiene estable la salud psicológica porque el apoyo inicial reduce los niveles de estrés y ansiedad presentes ante los nuevos retos.

Preocuparse por el bienestar de los empleados antes y durante el Onboarding es fundamental para asegurar el éxito de su total integración con la organización.

Cuidar este aspecto supone marcar la diferencia para fomentar la motivación, la satisfacción y la eficacia, dimensiones que aportan valor a la empresa y las hace destacar dentro de un mercado tan competitivo como el actual.