La soledad en el trabajo: Un reto para la salud mental de los empleados

Ilustración de una persona sentada en el suelo bajo la lluvia, con expresión triste y melancólica, sosteniéndose la cabeza con una mano. La escena transmite una sensación de soledad y desánimo, acompañada por nubes oscuras y una planta marchita al fondo.

Vivimos en un mundo cada vez más interconectado. Pero, paradójicamente, la soledad en el trabajo se ha convertido en un problema para los empleados a nivel mundial. Un estudio reciente de Gallup revela que el 20% de los empleados a nivel global experimentan una soledad diaria. Una estadística alarmante que merece toda la atención de los líderes de equipo. 

Por eso, en este artículo vamos a explorar a fondo las causas, consecuencias y soluciones para la soledad en el lugar de trabajo basándonos en investigaciones de expertos en la materia. 

¡Sigue leyendo! 

¿Qué es la soledad? 

Antes de continuar, debemos entender primero el concepto que vamos a tratar. Y es que la soledad es una experiencia compleja y multifacética que va más allá de la simple ausencia de compañía.  

En general, podríamos definir la soledad como un sentimiento subjetivo de aislamiento, donde la persona percibe una desconexión o falta de relaciones significativas con los demás.  

Una cosa que debemos tener en cuenta es que la soledad no siempre coincide con estar solo físicamente: una persona puede sentirse sola incluso en medio de una multitud si cree que sus relaciones no son satisfactorias. 

Por eso, podemos dividir la soledad en dos dimensiones o tipos: 

  • Soledad emocional: Es la falta de una conexión emocional profunda con otra persona. Por ejemplo, como cuando alguien carece de relaciones íntimas, como la amistad cercana o el amor romántico con las que compartir sus pensamientos más personales. 
  • Soledad social: Se produce cuando una persona siente que no pertenece a un grupo social más amplio, como amigos, colegas de trabajo o comunidades, lo que provoca que se sientan excluidas o marginadas. 

La soledad en el trabajo 

La soledad no es solo un fenómeno individual. Como veremos a continuación, también se manifiesta dentro de las organizaciones. 

En este contexto, la soledad puede surgir debido a varios factores, como la estructura del trabajo, la cultura corporativa y las interacciones (o la falta de ellas) entre los empleados. 

Con el aumento del teletrabajo y la dependencia de la tecnología para la comunicación, los líderes se enfrentan día a día al desafío de crear un ambiente laboral que promueva la conexión y el sentido de pertenencia entre sus colaboradores. 

La realidad es que la soledad tiene implicaciones notables en el clima laboral, la motivación, la satisfacción y el desempeño de los equipos.  

Por lo tanto, para las empresas es importantísimo medir y reconocer la soledad entre sus empleados y tomar medidas proactivas para abordarla. 

La prevalencia de la soledad en el ámbito laboral 

En el trabajo, la soledad no discrimina por edad. Pero sí que hay ciertos grupos que parecen estar más afectados.  

Así, las personas menores de 35 años reportan niveles más altos de soledad en comparación con sus colegas más mayores. Además, el tipo de trabajo también juega un papel crucial: los empleados que trabajan completamente a distancia declaran tener niveles significativamente más altos de soledad (25%) que aquellos que trabajan en de forma presencial (16%). 

Estos datos sugieren que, a pesar de los avances tecnológicos que nos permiten estar conectados en cualquier momento y lugar, la interacción cara a cara sigue siendo una componente esencial para la salud mental de la fuerza laboral. 

Los efectos devastadores de la soledad

La soledad y el aislamiento social no solo afectan nuestro bienestar emocional, sino que también tienen consecuencias graves para la salud física.  

La profesora de Harvard y científica senior de Gallup, Lisa Berkman, junto con sus colegas, realizaron un estudio que demostró que la falta de lazos sociales y comunitarios duplica el riesgo de mortalidad. Es más, este riesgo se mantuvo constante independientemente del estado de salud física, el estatus socioeconómico y los hábitos de los individuos. 

Concretamente, se halló que la soledad crónica está vinculada a graves problemas, entre los que se incluyen enfermedades cardiovasculares, depresión y una fuerte debilitación del sistema inmunológico. 

El papel de las organizaciones en la reducción de la soledad de sus empleados 

Curiosamente, el trabajo en sí mismo puede ser una solución a la soledad. Los datos del estudio de Gallup muestran que los adultos que trabajan son menos propensos a experimentar este sentimiento (20%) en comparación con aquellos que están desempleados (32%).  

La lógica detrás de estas estadísticas es sencilla: las interacciones laborales proporcionan sentido de pertenencia y apoyo social. 

En este sentido, los investigadores señalaron que cualquier forma de tiempo social, incluidos por teléfono, video o mensajes de texto, está asociada con una mejora del estado de ánimo de los empleados.  

No obstante, las interacciones digitales tienen su hándicap. 

Y es que el estudio también remarca que hay un límite en el beneficio de las interacciones que no son cara a cara: después de un tiempo (no tan extenso), el estado de ánimo comienza a decaer. 

Así que las organizaciones necesitan encontrar el equilibrio entre las interacciones online y en persona para evitar que la soledad entre los empleados haga acto de presencia. 

Estrategias para combatir la soledad entre los empleados 

Dado que este es un problema complejo con múltiples causas y muchas capas, las soluciones también deben ser igual de variadas. 

A continuación, te dejamos con algunas estrategias que puedes poner en práctica para ayudar a tus empleados a sentirse más conectados y apoyados: 

Fomentar las interacciones sociales: Es genial crear oportunidades para que los empleados se conecten, tanto en persona como virtualmente. Se puede hacer a través de reuniones de equipo, team buildings o, incluso, con programas de mentoría. Estos espacios permiten que los empleados construyan relaciones fuertes y se sientan parte de una comunidad que los valora. 

Apoyar el trabajo flexible: Si bien para algunos el trabajo en remoto intensifica la sensación de soledad, también es cierto que ofrece posibilidades que ayudan a mejorar el bienestar general. El trabajo híbrido combina lo mejor de ambos mundos. 

Promover el bienestar mental: Soledad y salud mental están estrechamente relacionadas. Ofrecer recursos de apoyo psicológico ayuda a las personas que lo necesiten a gestionar mejor sus emociones reduciendo el impacto negativo de esta sensación. 

Crear una cultura de inclusión: Por supuesto, garantizar que todas las personas se sienten valoradas y escuchadas es fundamental. Aplicar iniciativas de diversidad e inclusión, junto con políticas firmes contra el acoso, marcan una gran diferencia en el ambiente laboral y en el bienestar de los empleados. 

Capacitar a los líderes: No hay que olvidar que los líderes tienen un papel crucial en la creación de un ambiente de trabajo positivo. Hay que capacitar a los managers para que puedan reconocer quién está en situación de riesgo de aislamiento y actuar con rapidez y eficacia. Además, un líder empático y atento transforma totalmente la dinámica del equipo. Para bien. 

¿Se puede medir la soledad en el trabajo? 

Por suerte, sí. La soledad laboral se puede medir a través de diferentes métodos que permiten evaluar el grado de aislamiento y desconexión que sienten los empleados en su entorno de trabajo.  

Aquí te presentamos algunos de los enfoques más comunes: 

Encuestas

Las encuestas y cuestionarios son métodos directos y efectivos para medir la soledad. Algunas herramientas específicas incluyen: 

  • UCLA Loneliness Scale: Una de las escalas más utilizadas para medir la soledad. Aunque no está diseñada exclusivamente para el ámbito laboral, puede adaptarse. 
  • Workplace Loneliness Scale: Desarrollada específicamente para medir la soledad en el contexto laboral, esta escala pregunta sobre las experiencias y sentimientos de los empleados en relación a su entorno de trabajo y sus compañeros. 

También puedes utilizar herramientas como Team Insights, que te permitirán crear de forma fácil y rápida tus propios cuestionarios ya sea desde cero, o personalizando alguna de las encuestas predefinidas creadas por profesionales de RRHH.

Además, su interfaz atractiva e intuitiva, análisis avanzado de datos, inteligencia artificial, datos exportables, y la opción de realizar encuestas anónimas y no anónimas la hacen una de las herramientas de feedback más competitivas del mercado.

Ejemplo de preguntas para medir la soledad laboral 

  • ¿Con qué frecuencia te sientes aislado en el trabajo? 
  • ¿Tienes a alguien en el trabajo con quien compartir tus pensamientos y sentimientos? 
  • ¿Sientes que formas parte de una comunidad en tu lugar de trabajo? 
  • ¿Cuán a menudo te sientes solo durante tu jornada laboral? 

Entrevistas y grupos focales

En estos espacios, los empleados pueden hablar libremente sobre sus experiencias y sentimientos, ofreciendo información rica y detallada difícil de obtener a través de métodos cuantitativos. Las entrevistas permiten una conexión más personal y profunda, mientras que los grupos focales fomentan el intercambio de ideas y opiniones, revelando dinámicas de grupo y percepciones colectivas.

Estos métodos cualitativos son esenciales para entender verdaderamente el ambiente laboral y las necesidades de tu equipo.

Análisis de redes sociales 

Explorando las relaciones y conexiones entre los empleados a través de un sociograma podrás identificar patrones de aislamiento y medir la cohesión del grupo, detectar empleados en riesgo de sentirse solos y tener una visión clara de las dinámicas internas, facilitando intervenciones más precisas y efectivas.

Indicadores de bienestar y salud mental

Para entender la salud mental de tus empleados, monitorea niveles de estrés, satisfacción laboral y ausentismo. Por ejemplo, si un empleado muestra un aumento en ausencias y reporta altos niveles de estrés junto con baja satisfacción en su trabajo, estos indicadores señalarían que, tal vez, esta persona esté lidiando con sentimientos de soledad. Así, podrás intervenir con programas de apoyo específicos, como sesiones de coaching o iniciativas de bienestar, para mejorar su bienestar y fomentar un ambiente de trabajo más saludable.

Para acabar…

La lucha contra la soledad en el trabajo es una responsabilidad compartida. Con esfuerzo conjunto y compromiso, podemos crear entornos laborales donde cada empleado se sienta conectado y apoyado, independientemente de dónde o cómo trabajen. 

Table of Contents

Toma decisiones con
información, no intuición

Asegúrate de que tus decisiones van en la dirección correcta. Alinea tu presupuesto y acciones con las necesidades reales de tu equipo. Habla con las personas teniendo feedback real y honesto en tus manos.