Así puedes mejorar la Inteligencia Emocional de tus empleados

La imagen muestra una caricatura de un cerebro azul con ojos grandes y redondos, expresando curiosidad mientras se rodea de signos de interrogación. Esta representación gráfica simboliza la inteligencia emocional, destacando la importancia de la curiosidad y la capacidad de cuestionar como parte esencial del desarrollo emocional y cognitivo

Trabajar en equipo significa juntarse con otras personas para combinar habilidades y conocimientos y alcanzar una meta en común. ¿Qué hace que algunos equipos estén más compenetrados que otros? ¿Por qué algunos alcanzan unas cuotas de rendimiento muy superiores que otros no? Bueno, estamos seguros de que la Inteligencia Emocional tiene mucho que ver. 

Y es que esta soft skill tan apreciada por tantos directivos mejora la comunicación y el entendimiento mutuo. También fortalece las relaciones entre los colegas y promueve la satisfacción laboral. 

¿Quieres mejorar la inteligencia emocional de tu equipo?  

En este artículo te contamos qué es la inteligencia emocional, por qué es importante tenerla en cuenta cuando gestionas personas, y de qué manera puedes potenciarla. 

¡Feliz lectura! 

¿Qué es la inteligencia emocional? 

La inteligencia emocional es la capacidad de reconocer, entender y regular nuestras propias emociones, así como las de los demás. 

Ojo, no hay que confundir inteligencia emocional con empatía. 

De hecho, la empatía es una de las habilidades esenciales para un buen control de la inteligencia emocional, así como también lo son el autocontrol y ser capaz de gestionar las relaciones sociales de manera positiva. 

Pero, mientras que estás son habilidades específicas, la inteligencia emocional es el conjunto de todas ellas. Saber ponerlas en práctica en el momento y la forma adecuadas es lo que define a una persona emocionalmente inteligente. 

Inteligencia emocional, la vía para un ambiente productivo 

Entender y saber gestionar las emociones es clave a la hora de crear un espacio de trabajo donde las cosas funcionen bien y todos se sientan a gusto.  

Piensa que los empleados pasan juntos 8h al día, 5 días a la semana. No cabe duda de que cuando pasas tanto tiempo con tus compañeros, tarde o temprano acaba surgiendo alguna discusión y un manejo ineficaz de las emociones provocaría un clima laboral tóxico en el que los conflictos y los roces fueran constantes. 

Al contrario, cuando las personas son emocionalmente inteligentes, son capaces de comunicar sus necesidades de forma asertiva, resolver los conflictos pacíficamente, y motivar al resto del equipo a encontrar soluciones que beneficien a todas las partes. 

Como resultado, el trabajo diario no es solo más agradable, también hace que la productividad sea más alta. Y es que un equipo que se lleva bien y se siente respetado, trabaja mejor y con más entusiasmo. 

Mejora la inteligencia emocional de tus empleados con estos consejos 

¿Crees que la inteligencia emocional es algo con lo que se nace? Como cualquier habilidad, esta también se puede adquirir y entrenar. 

Si notas que tu equipo es emocionalmente ineficiente y quieres darles un pequeño empujón, ¡toma nota de los siguientes consejos! 

Verás como en menos tiempo del que esperas, notarás los resultados. 

1. Fomenta la autoconciencia 

Una forma de hacerlo es a través de sesiones de reflexión personal. Puedes organizar reuniones periódicas donde los miembros del equipo puedan hacer introspección acerca de sus emociones y comportamientos. Anímalos a utilizar técnicas como el journaling (escribir un diario) o apuntarse a sesiones de meditación guiada. 

Otro recurso para fomentar la autoconciencia es a través de tests de Inteligencia Emocional específicos, como el test de Goleman o el Inventario de Cociente Emocional (EQ-i). De esta forma, los empleados pueden evaluar su propio control emocional y entender mejor sus reacciones. 

2. Ofrece formación y talleres 

Otra opción es invitar a expertos en materia de inteligencia emocional para que compartan sus conocimientos y buenas prácticas en jornadas de formación. Este tipo de talleres suelen contener actividades y juegos de rol que ayudan a los empleados a practicar y mejorar sus habilidades emocionales. 

Y si tenéis las agendas muy apretadas, también puedes recurrir a cursos en línea o seminarios web en plataformas como Coursera o LinkedIn Learning. Estos espacios tienen excelentes recursos para aprender a gestionar las emociones al ritmo que marquen los propios empleados. 

3. Promueve la empatía 

Como ya te hemos mencionado, la empatía es uno de los pilares de la inteligencia emocional. Por lo tanto, debes asegurar que tus empleados trabajan en un ambiente donde se sientan cómodos compartiendo sus pensamientos y sus experiencias. Y no solo como profesionales, también como individuos únicos. 

De esta forma, los estarás ayudando a desarrollar una comprensión más profunda de la realidad a la que se enfrentan a diario sus compañeros. 

4. Mejora la comunicación 

Si la empatía es un pilar fundamental, la comunicación es la base donde se sustenta. Una comunicación abierta, clara y transparente sirve para proporcionar un entorno seguro donde todas las personas se sientan escuchas, valoradas y comprendidas. 

Aquí, debemos hacer especial énfasis en la escucha activa. Es decir, prestar atención consciente y completa a lo que la otra persona te está diciendo. Lo que significa no solo escuchar las palabras, si no también procesarlas para entender el mensaje, incluyendo el idioma del lenguaje corporal. 

¿Cómo practicar la escucha activa? 

  • Dejando hablar a la otra persona sin interrumpir. 
  • Haciendo preguntas si algo no te ha quedado claro. 
  • Usando recursos de confirmación para dar a entender que has comprendido lo que tu interlocutor te quiere decir.  

5. Enseña a tus empleados a manejar el estrés 

Técnicas como la respiración profunda, la meditación y el mindfulness mejoran el autocontrol emocional. 

Por otro lado, desde la gerencia también es necesario promover un estilo saludable de trabajar. Procura que los miembros del equipo hagan pausas regulares durante el día para reducir el agotamiento y mantener la concentración y el equilibrio emocional. 

No dejes esta parte de lado, porque un empleado cansado tiene todas las papeletas de mostrarse irascible. 

¿Cómo saber que vas por el buen camino? 

¿Has decidido poner en práctica estos consejos – u otros – y quieres saber qué tal están funcionando? 

Una encuesta puede ayudarte a dar con la respuesta.  

Eso sí, para ver una evolución, tendrás que haber hecho una encuesta previamente a la implementación de medidas para poder comparar el antes y el después. 

Igualmente, en el caso de que se te haya pasado por alto, siempre puedes utilizar las encuestas de forma recurrente para ver cómo va mejorando la puntuación a lo largo del tiempo. 

Team Insights te permite lanzar encuestas a tus empleados de forma fácil, rápida y eficaz.  

Y con su sistema de segmentación, puedes hacer comparaciones entre aquellos empleados que han recibido educación emocional y los que no. 

¿Qué preguntas incluir en un cuestionario de inteligencia emocional para empleados? 

Si no sabes cómo utilizar una encuesta para averiguar qué tal están funcionando tus acciones, aquí te dejamos unas cuantas preguntas que puedes incorporar a tu encuesta de inteligencia emocional: 

  • ¿Te sientes capaz de identificar y nombrar tus emociones cuando surgen durante tu jornada laboral? 
  • ¿Con qué frecuencia te encuentras reaccionando impulsivamente a situaciones laborales? 
  • ¿Te sientes motivado y con energía para alcanzar tus objetivos laborales? 
  • ¿Te consideras capaz de mantener una actitud positiva incluso cuando enfrentas desafíos laborales? 
  • ¿Eres capaz de comprender y considerar las emociones y perspectivas de tus compañeros de trabajo? 
  • ¿Ofreces apoyo emocional a tus colegas cuando lo necesitan? 
  • ¿Te sientes cómodo resolviendo conflictos y negociando acuerdos con otros empleados? 
  • ¿Recibes feedback constructivo de tus superiores y compañeros de manera regular? 
  • ¿Te sientes escuchado y valorado cuando expresas tus ideas y preocupaciones en el trabajo? 
  • ¿Consideras que el ambiente de trabajo fomenta la comprensión y el respeto mutuo? 
  • ¿Sientes que existe una cultura de apoyo y colaboración en tu equipo? 
  • ¿Te sientes incentivado a desarrollar y mejorar tus habilidades emocionales en el entorno laboral?

Con estas preguntas, ¡ya puedes lanzar tu propia encuesta! Pide una Demo y descubre el resto de las funciones de Team Insights.  

Table of Contents

Toma decisiones con
información, no intuición

Asegúrate de que tus decisiones van en la dirección correcta. Alinea tu presupuesto y acciones con las necesidades reales de tu equipo. Habla con las personas teniendo feedback real y honesto en tus manos.