¿Cuáles son los dos factores de Herzberg para aumentar la satisfacción laboral?

Ilustración de tres personas subiendo una colina, simbolizando el progreso y la motivación en el trabajo. Están rodeadas de engranajes, lo que representa el funcionamiento y las dinámicas laborales. Una persona lleva una bandera azul, indicando liderazgo y metas alcanzadas."

Según la teoría de los dos factores de Herzberg, los elementos que causan insatisfacción en los empleados no son los mismos que causan satisfacción. 

En este sentido, las condiciones de trabajo y el salario pueden prevenir la insatisfacción, pero no pero no harán que los empleados estén más comprometidos ni trabajen con más entusiasmo.  

En cambio, otros factores, como el reconocimiento y el crecimiento personal, son los que realmente aumentan la satisfacción y la moral del equipo.  

Comprender esta distinción es fundamental para mejorar el ambiente de trabajo y la productividad en las organizaciones. 

En este artículo, repasamos qué es la teoría de los dos factores de Herzberg profundizando en cada uno de ellos, damos un repaso a los tipos de organización según el tipo de factores que priorizan y acabamos con unos cuantos consejos para mejorar la satisfacción laboral. 

¡Vamos allá! 

¿Qué es la teoría de los dos factores de Herzberg? 

Esta teoría, también conocida como la teoría de la motivación-higiene, fue desarrollada por Frederick Herzberg en 1959. En ella sostiene que el rendimiento de las personas en el trabajo depende del nivel de satisfacción que sientan en su entorno laboral. 

Para explicar este concepto, Herzberg se basa en la creencia de que los elementos que inducen la satisfacción en los seres humanos son distintos e independientes de los que causan insatisfacción. 

Es decir, un elemento que causa satisfacción en el trabajo no puede causar insatisfacción, y viceversa. 

Para ello, divide los factores que afectan a la satisfacción laboral en dos tipos: factores de higiene y factores de motivación. 

¿Qué son los factores de higiene? 

Los factores de higiene están destinados a evitar el sufrimiento o el dolor de los empleados y están relacionados con las necesidades fisiológicas y de seguridad de la Pirámide de Maslow. 

Estos factores tienen su mayor impacto principalmente en el entorno en el que se realiza el trabajo. Si están ausentes, provocan insatisfacción entre los trabajadores y, en consecuencia, afectan a su rendimiento. 

Entre los factores de higiene, encontramos: 

Factores económicos 

Estos tienen que ver con los sueldos y prestaciones monetarias que recibe el trabajador. Para no crear insatisfacción en el equipo, será necesario recompensar a la plantilla con unos salarios razonables y apropiados de acuerdo con sus tareas y su esfuerzo. 

Condiciones laborales 

En segundo lugar, las condiciones del trabajo se refieren al entorno que rodea al trabajador. Esto significa que los empleados deben tener una zona relativamente estable en la que poder realizar su trabajo tranquilamente sin que se les interrumpan constantemente y puedan estar concentrados. 

Por ejemplo, un trabajador no se sentirá insatisfecho si se encuentra en unas instalaciones seguras, limpias e higiénicas y con medidas de prevención adecuadas. Pero, recordemos, según la teoría de los dos factores, estas condiciones tampoco garantizarán su satisfacción. 

Seguridad laboral 

Luego, la seguridad laboral son todas las políticas administrativas de la compañía. Estas deben estar correctamente establecidas para que sean imparciales, razonables y acordes a los valores y la visión organizacional. 

Sobre todo, deben incluir reglas de trabajo justas y unas normas y procedimientos perfectamente definidos. 

Factores sociales 

Es la forma de interactuar y convivir con los compañeros. Son todas las relaciones sociales que cada trabajador tiene con sus compañeros, ya sean supervisores o subordinados. 

Estas relaciones deben ser adecuadas y muy respetuosas, ya que, de lo contrario, pueden provocar conflictos e insatisfacción. 

Beneficios adicionales 

Las empresas pueden ofrecer beneficios extra, como servicio de guardería, programas de ayuda a sus empleados o seguros familiares. También pueden proporcionar prestaciones físicas como un amplio espacio en la oficina o salas de descanso. 

De nuevo, estos elementos harán que los empleados no estén insatisfechos, pero no harán que su satisfacción aumente. 

Control y supervisión 

Esto tiene que ver con los managers que vigilan todos los movimientos de sus colaboradores durante la jornada laboral, ya que la poca o nula capacidad de autogestión acostumbra a causar insatisfacción. 

Como vemos, si estos seis factores se satisfacen o se llevan a un nivel que los empleados consideren aceptables, no se generará insatisfacción, pero tampoco habrá satisfacción a largo plazo. 

Por ejemplo, eliminar la insatisfacción de un empleado ofreciéndole un salario más alto, no significa necesariamente que esté satisfecho. El empleado simplemente dejará de estar insatisfecho. 

Por eso, si queremos alcanzar la satisfacción, debemos recurrir a los segundos factores desarrollados por Herzberg, denominados factores de motivación. 

¿Qué son los factores de motivación? 

Estos factores, se centran en el desarrollo emocional e intelectual del individuo. Por norma general, los factores motivacionales suelen estar relacionados con las necesidades secundarias de la Pirámide de Maslow, como las necesidades sociales y las de autorrealización. 

Cuando estos factores están cubiertos, esta vez sí, provocan la tan esperada satisfacción laboral en los empleados, teniendo un impacto muy positivo en los índices de productividad. 

En cambio, si no se cubren, no causarán insatisfacción. Es decir, no se sentirán ni satisfechos ni insatisfechos. Pero tampoco habrá mejoras en el rendimiento. 

Los factores de motivaciones de motivación más importantes son: 

Trabajo interesante 

Está claro que el trabajo que desempeñan los trabajadores debe ser importante e interesante para estimularlos a hacerlo mejor y estar motivados. Esto puede lograrse si las personas realizan tareas que sean creativas, diferentes y que les permitan desplegar todo su potencial. 

Reconocimiento 

Si a un trabajo significativo e interesante le añadimos el reconocimiento de la compañía por el esfuerzo realizado, generará en los empleados una gran satisfacción que se traducirá en un crecimiento individual aumentando sus índices de rendimiento. 

Independencia laboral y responsabilidad 

Sin duda, las personas se sienten mejor cuando se les otorga una cierta responsabilidad y cuando se reduce al mínimo el control por parte de los managers. 

Esto aumenta la autoestima de los empleados y, en consecuencia, su rendimiento es mejor. 

4 tipos de organizaciones según la teoría de los dos factores de Herzberg 

Dependiendo de cómo las organizaciones prioricen los factores de higiene y motivación, hay cuatro combinaciones diferentes que pueden existir en el lugar de trabajo: 

1. Alta higiene y alta motivación 

Esta es la situación ideal y la que aporta un mayor rendimiento, ya que el equipo estará muy motivado y apenas habrá espacio para que los empleados señalen áreas de mejora. 

2. Alta higiene y baja motivación 

Aquí, aunque los trabajadores no demanden mejoras, tampoco tendrán ninguna motivación real para dar el 100% en sus tareas. En este sentido, ven su trabajo solo como un medio para conseguir un salario que les permita vivir cómodamente, pero no desean el progreso de la organización. 

3. Baja higiene y alta motivación 

Los trabajadores se encuentran motivados y ven su trabajo como un reto, sin embargo, el salario no les parece el adecuado y de las condiciones laborales también se podrían mejorar.  

En esta situación, es muy probable que los colaboradores se marchen si les llegan ofertas mejores. 

4. Baja higiene y baja motivación 

Como te imaginarás, esta es la peor situación posible y conduce al menor rendimiento de la plantilla. Aquí, los empleados no solo no están motivados, es que además tienen muchas quejas sobre su puesto. 

Este tipo de empresas suelen presentar una alta rotación y un nivel de rendimiento muy bajo. 

¿Cómo evitar esta situación? ¡Sigue leyendo! 

¿Cómo impulsar la satisfacción de los empleados? 

Para alcanzar un nivel óptimo de satisfacción, hay que encontrar el equilibrio entre factores de higiene y de motivación. 

Por un lado, los programas de retribución flexible, las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar de los empleados contribuyen en gran medida a garantizar los factores de higiene. 

Simultáneamente, contribuirán a potenciar los factores motivacionales tanto los planes formativos y de crecimiento, realizar programas de reconocimiento, así como preocuparse de su bienestar. 

A continuación, veamos esto con más detalle. 

¿Cómo aplicar la teoría de los dos factores en tu empresa? 

Como hemos podido ver, esta teoría nos permite entender que los empleados son más felices cuando su entorno laboral es propicio. Por lo tanto, si las organizaciones quieren mantener a sus empleados motivados, hay dos cosas que necesitarán hacer: 

Eliminar la insatisfacción 

Algunas de las medidas que se pueden poner en marcha para cubrir los factores de higiene, son: 

  • Crear un entorno de trabajo en el que se respete a todas las personas. 
  • Pagar salarios justos y adecuados con la tarea que realizan. 
  • Garantizar una mayor seguridad laboral. 
  • Enriquecer las actividades laborales para que todos hagan un trabajo interesante y significativo. 
  • Eliminar todo lo que pueda causar frustración en un empleado. Para ello es bueno realizar encuestas, para averiguar qué puntos generan la mayor frustración en ellos. 

Promover la satisfacción 

Una vez eliminados todos los puntos que causan insatisfacción, hay que aumentar el nivel de satisfacción.  

Para ello, he aquí algunas buenas prácticas que pueden implementar en tu organización: 

  • Ajustar cada puesto de trabajo en base a las actitudes y habilidades que tengan sus trabajadores. 
  • Dar a cada miembro del equipo la mayor responsabilidad posible y evitar el micromanagement. 
  • Ofrecer alternativas de crecimiento y desarrollo personal y profesional dentro de la compañía. 
  • Agradecer los esfuerzos y resultados de los empleados. 

Por norma general, las compañías prefieren eliminar la insatisfacción, ya que es una tarea más fácil y que no afecta a la estructura organizativa. 

Por ejemplo, pagar salarios más altos y mejorar las condiciones laborales, etc. 

Las medidas para la motivación, en cambio, requieren grandes inversiones y cambios sustanciales en la cultura organizacional.  

Sin embargo, no debemos dejar de lado estos factores si queremos aumentar los índices de productividad, ya que estos son los que afectan al rendimiento de la empresa a largo plazo. 

Para concluir… 

Antes de acabar, nos gustaría dejarte con unas cuantas conclusiones. 

  • Un mal ambiente provoca una insatisfacción inmediata a los trabajadores, pero un entorno saludable no garantiza la satisfacción de éstos. 
  • Prevenir la insatisfacción laboral es tan importante como fomentar la satisfacción. 
  • Los factores de higiene son todos igual de importantes, es decir, tienen la misma relevancia. 
  • Mejorar y satisfacer los factores de higiene, conlleva beneficios a corto plazo. Pero, a largo plazo, estas repercusiones positivas desaparecen. 
  • Además, los factores de higiene son de carácter temporal y cíclicos, lo que quiere decir que a lo largo del tiempo van a surgir en los empleados nuevos factores de higiene que tendrán que ser satisfechos si no se quiere generar una insatisfacción en el trabajador. 

 

¿Cómo saber qué factores motivacionales son relevantes para tu equipo? Utiliza encuestas de satisfacción para empleados y averigua qué es lo que impulsa a los tuyos a trabajar mejor.

Con Team Insights, puedes crear tus propias encuestas o personalizar las de nuestra biblioteca de encuestas creadas por especialistas en HR. 

Pide ya una demo y descubre todas las características de nuestro software para mejorar la experiencia de empleado. 

Table of Contents

Toma decisiones con
información, no intuición

Asegúrate de que tus decisiones van en la dirección correcta. Alinea tu presupuesto y acciones con las necesidades reales de tu equipo. Habla con las personas teniendo feedback real y honesto en tus manos.