Cultura Laboral y Marca Empleadora: ¿cómo influyen en el éxito de tu organización?

Ilustración de una mano sosteniendo un imán que atrae perfiles de personas hacia una computadora portátil. El objetivo y el concepto de la imagen resaltan la idea de construir una marca empleadora atractiva para atraer talento.

¿Alguna vez te has preguntado cómo influye la cultura laboral y la marca empleadora en el éxito de tu organización? 

Las empresas que hacen una gestión eficaz de estas estrategias logran tener y mantener fuertes ventajas competitivas: 

  • Atraen al talento sin esfuerzo. 
  • Mantienen la fidelidad de sus empleados. 
  • Impulsan el compromiso del equipo. 
  • Y por todo ello, consiguen mayores niveles de desempeño. 

Para fomentar este tipo de resultados, los líderes deben crear un entorno que promueva los valores positivos y normas que faciliten una buena interacción entre todas las personas que forman parte de la organización. 

¿Qué es la cultura laboral? 

Cuando hablamos de cultura laboral, nos referimos al ambiente, los valores, las creencias y los comportamientos que caracterizan el día a día de tu organización. En otras palabras: es el ecosistema en el que tus colaboradores operan, interactúan y contribuyen al éxito de la organización. 

Esta cultura está definida por cuatro componentes clave, que son: 

  • Valores fundamentales: los principios que guían las decisiones y las acciones de la empresa. 
  • Estilo de comunicación: cómo interactúan los empleados y líderes dentro de la organización. 
  • Prácticas de trabajo: los métodos y procedimientos que se utilizan para realizar las tareas. 
  • Ambiente físico y virtual: el espacio donde se trabaja, incluyendo la configuración de las oficinas y el tipo de herramientas digitales que se utilizan. 

¿Cómo impacta la cultura laboral en los empleados? 

La cultura es uno de los principales factores que moldean el comportamiento de la fuerza laboral. ¡Veamos cómo! 

Si la cultura laboral es positiva, promueve la satisfacción, el bienestar y la motivación de los empleados.  

Para generar un buen ambiente de trabajo, es imprescindible prestar atención a elementos como la comunicación – cómo se comunican los miembros del equipo entre sí y con sus managers -, las estrategias de reconocimiento y celebración de logros, cómo se manejan los conflictos y los desafíos, y cómo se toman decisiones dentro de la empresa. 

Y es que la participación y la integración de los empleados en todas estas facetas conlleva a que se sientan valorados, escuchados y representados como elementos fundamentales de la compañía. Se trata de aspectos relevantes, ya que así es más probable que se identifiquen con los objetivos y los valores empresariales, impulsando el compromiso y el sentido de pertenencia. 

De hecho, la falta de comunicación, la ausencia de reconocimiento y los equipos directivos ausentes o distantes son los que, por norma general, provocan los ambientes hostiles y negativos. 

Este tipo de ambiente hace que los empleados se sientan infravalorados, aislados, o como una pieza más de la maquinaria empresarial, lo que a menudo acaba generando un equipo con una baja motivación, menor productividad y altas tasas de rotación. 

La rotación de empleados es uno de los elementos más perjudiciales para una empresa. Si no está controlada, en vez de aportar frescura a la plantilla, lo que provoca es un alto coste: coste emocional para los equipos que pierden a sus compañeros, y coste financiero para la organización en términos de procesos reclutamiento y capacitación. Sin olvidar también la pérdida de conocimiento y experiencia valiosa que se van a la competencia. 

Por lo tanto, para que tu empresa tenga un clima sano y positivo, recuerda: 

  • Asegurar que los empleados se sienten valorados por su trabajo y contribuciones. 
  • Crear canales para que los miembros del equipo puedan expresas sus ideas, preocupaciones y sugerencias de forma abierta y transparente. 
  • Fomentar la colaboración y el apoyo mutuo. 

¿Qué es la Marca Empleadora? 

La marca empleadora es cómo se ve tu empresa desde fuera. Es una combinación de lo que ofreces, cómo lo comunicas y lo que tus empleados dicen de ti. Se trata de una estrategia cuyo objetivo principal es construir una imagen de marca atractiva para atraer a nuevos empleados y fidelizar los que ya tienes. 

En este sentido, va más allá de lo que la organización hace o sus productos y servicios, sino que se centra en la experiencia de trabajar en tu compañía, los valores que sostiene y cómo estos se reflejan externamente. 

La marca empleadora es un componente especialmente importante para los departamentos de Recursos Humanos, ya que actualmente son muchos los empleados que buscan en su trabajo algo más que un salario: buscan un lugar donde puedan crecer, sentirse valorados y contribuir a algo significativo. 

En definitiva, buscan el mejor lugar para trabajar, y la marca empleadora es el altavoz para compartir el mensaje de que tu empresa es la adecuada para ellos. 

Elementos clave de una Marca Empleadora fuerte 

Si quieres que las personas se identifiquen con tu empresa, necesitarás cuidar tres elementos fundamentales: 

La propuesta de valor 

Lo que los empleados recibirán a cambio de trabajar en la organización, incluido el salario, los beneficios, el tipo de trabajo que realizarán, el reconocimiento, el desarrollo profesional y el equilibrio entre la vida personal y laboral. Una propuesta de valor bien definida es lo que te hará destacar y posicionarte mejor que otras opciones que puedan tener los candidatos. 

La estrategia de comunicación 

No, no es suficiente con tener una gran cultural laboral y excelentes beneficios: hay que saber comunicarlos. Y es que de nada sirve que tu empresa sea el mejor lugar para trabajar si nadie lo sabe. Por lo tanto, es muy importante que, desde las descripciones de los puestos de trabajo, hasta tu presencia en Redes Sociales, sitio web y presencia en eventos, comuniques cómo es tu empresa, cuál es la propuesta de valor, lo valores, y hacia dónde quieres dirigir el futuro de la organización. 

Cada punto de contacto es una oportunidad para reforzar tu imagen de marca empleadora y atraer y fidelizar candidatos alineados con tus ideales. 

Experiencia de empleado 

Por otro lado, las historias y los testimonios de los miembros de tu equipo actuales son elementos increíblemente fuertes para forjar una marca empleadora auténtica.  

Lo que digan tus empleados acerca de tu empresa tiene un efecto mucho más potente que cualquier estrategia de marketing. Así que no dudes en compartir estas experiencias en tu web, LinkedIn, publicaciones especializadas o incluso, en programas de referidos. 

¿Cómo se combinan la cultura laboral y la marca empleadora para el éxito de tu organización? 

Para que la marca empleadora sea efectiva, debe reflejar genuinamente la cultura laboral de la empresa. Una discrepancia entre lo que se promete externamente y lo que se vive internamente acaba en expectativas incumplidas y desilusión entre los nuevos contratos. 

Por lo tanto, la cultura empresarial y la marca empleadora están intrínsicamente conectadas, hasta el punto de que una puede ser un reflejo de la otra. 

Pero, ¿cómo contribuyen ambas al éxito de tu organización? 

En un reciente estudio se quiso investigar cómo la cultura laboral y la experiencia de marca empleadora influían en el compromiso organizacional. 

El resultado fue que tanto la cultura como la marca empleadora tienen un impacto directo y significativo en la mejora del compromiso de los empleados.  

Más aún, se halló que la imagen de marca empleadora sirve como un mediador entre la cultura organizacional y el compromiso laboral, lo que significa que una percepción positiva de la empresa puede llegar a potenciar el efecto de una buena cultura organizacional en el compromiso de los empleados, logrando: 

  • Mayor productividad. 
  • Mayor calidad en el trabajo. 
  • Mayor fidelización de talento. 
  • Mejor ambiente de trabajo. 
  • Más innovación. 
  • Mejoras en la salud y bienestar del equipo. 
  • Mejoras en la satisfacción del cliente. 
  • Menores tasas de ausentismo. 
  • Mejores resultados financieros. 

Cómo mejorar la Cultura Laboral 

1. Comunica muy bien tus objetivos

Genera expectativas claras sobre lo que esperas de los tuyos y hacia dónde quieres que dirijan la compañía. La mejor manera de hacerlo es comunicando estos objetivos de forma regular, ya sea en reuniones mensuales, weeklys o one-on-one.  

De esta forma, marcarás el propósito de los empleados a la vez que les infundes motivación para alcanzar las metas.  

Además, esto también genera sentimiento de pertenencia al hacer que toda la plantilla reme en la misma dirección. 

2. Impulsa el trabajo en equipo

La mayoría de empresas se mueven en entornos colaborativos, por lo que la cooperación entre personas y departamentos es esencial para sacar el trabajo adelante. 

Fomentar un ambiente diario cuya base sea la confianza y la ayuda es fundamental para fortalecer las relaciones entre pares y estrechar lazos con los managers.  

3. Promueve los equipos autónomos

La autonomía laboral es fundamental para incrementar la satisfacción y el bienestar de los empleados.  

Acciones como la flexibilidad horaria, dar espacio para la toma de decisiones en sus tareas, o animar a que sean los propios colaboradores los que se autogestionen su día a día en el trabajo son claves, no solo para generar confianza, también para propiciar un ambiente de creatividad y proactividad. 

Cómo mejorar la Marca Empleadora 

1. Destaca lo que ofreces y cómo lo ofreces

Define claramente qué hace única a tu empresa como lugar de trabajo y comunícalo de manera efectiva en todos tus canales. Esto incluye no solo beneficios tangibles como salarios y prestaciones, sino también aspectos culturales y de desarrollo profesional que diferencian a tu organización. 

2. Involucra a los empleados en la construcción de la marca

Los empleados son los embajadores más poderosos de tu marca empleadora. Fomenta que compartan sus experiencias y testimonios en redes sociales y plataformas profesionales para aumentar la autenticidad y credibilidad de tu marca. 

3. Utiliza el feedback para mejorar continuamente

Recoge y actúa sobre el feedback de los empleados actuales y los candidatos. Esto no solo ayudará a mejorar la experiencia del empleado y del candidato, sino que también demostrará que tu empresa valora las opiniones y está comprometida con el mejoramiento continuo. 

Concluyendo 

Como hemos visto, la gestión de talento no solo debe implementar acciones que fortalezcan la cultura laboral, sino también, priorizar la experiencia de los empleados como elemento que una tanto la cultura como el compromiso y así lograr mayores ventajas competitivas. 

Team Insights es una herramienta muy potente para conocer a tu equipo y saber exactamente qué necesitan tus empleados para que puedas proporcionarles una experiencia de trabajo única y personalizada. Regístrate gratis aquí y empieza a convertir tu organización en el mejor lugar para trabajar, aumenta el compromiso de tus colaboradores, y conseguir mejores resultados. 

Table of Contents

Toma decisiones con
información, no intuición

Asegúrate de que tus decisiones van en la dirección correcta. Alinea tu presupuesto y acciones con las necesidades reales de tu equipo. Habla con las personas teniendo feedback real y honesto en tus manos.