¿Cómo medir la Cultura Organizacional para mejorar la Productividad?

La productividad y la cultura organizacional de las empresas son dos elementos clave a lo que se les tiene que prestar mucha atención, ya que influyen directamente en el desempeño y la sostenibilidad de las compañías. Por eso, medir la cultura es tan importante.

Para que una organización tenga éxito, es fundamental que su cultura esté cimentada en unos valores fuertes y sanos, que velen no solo por el crecimiento económico, sino también por el bienestar de los trabajadores. 

Y es que no hay que olvidar que el capital humano de las compañías está formado por un tejido de personas con necesidades biopsicosociales. Esto quiere decir que, más allá de la motivación externa de un buen salario, las personas necesitamos otro tipo de componentes emocionales y sociales que nos ayuden a impulsar la satisfacción y el compromiso laboral.  

Si quieres aprender cómo la cultura organizacional se relaciona con la productividad, ¡sigue leyendo! 

Además, al final encontrarás una metodología para tomarle el pulso a la cultura de tu organización muy sencilla de implementar para que puedas garantizar un ambiente laboral positivo en el que los miembros de tu equipo puedan dar lo mejor de sí. 

¿Qué es la Cultura Organizacional? 

La cultura organizacional es el conjunto de valores, creencias, y normas compartidas que caracterizan una organización: es el ADN de la empresa que moldea actitudes y comportamientos de los empleados. 

De esta manera, la cultura influye en cómo los trabajadores interactúan, toman decisiones y perciben su entorno laboral.  

Los 6 elementos clave de la cultura organizacional 

La cultura de una organización es un tejido complejo, mantenido por varios hilos fundamentales que definen y dan forma a cómo se siente y se vive día a día de una empresa.  

Desde la forma en que los empleados interactúan entre sí hasta cómo se enfrentan a los desafíos y celebran los éxitos, cada elemento desempeña un papel crucial en la configuración de la atmósfera única de una organización.  ¿En qué tenemos que centrarnos a la hora de medir la cultura laboral?

A continuación, exploraremos estos seis elementos para entender y mejorar este aspecto:

1. Valores y creencias compartidas

Los valores fundamentales y las creencias actúan como un marco de referencia común para la toma de decisiones y las interacciones. Para no crear una cultura individualista, deben ser compartidos por todos los miembros del equipo. 

2. Tolerancia al riesgo

Se refiere a la forma en que una organización aborda los fallos y el cambio. ¿Es una cultura que fomenta la innovación y el error constructivo, o es más cautelosa y conservadora? 

3. Integración

Este aspecto define cómo se promueve y se gestiona la colaboración entre departamentos y equipos, esencial para fomentar un sentido de unidad y propósito común. Además, también tiene un papel importante en el Employer Branding, en el sentido de cómo la organización mantiene su identidad a lo largo de todo su recorrido, permitiendo que los empleados se identifiquen con ella. 

4. Enfoque

Aquí, la cultura puede optar por dos enfoques distintos. Un enfoque interno se relaciona con la claridad de objetivos y la dirección de la organización; se centra en mejorar los procesos, la comunicación interna y el desarrollo del talento dentro de la empresa.  

Por otro lado, un enfoque externo está orientado al cliente, priorizando la satisfacción del cliente, el mercado y la innovación para satisfacer las necesidades cambiantes del entorno.  

Hay que destacar que ambos enfoques no son mutuamente excluyentes, sino complementarios. Y es que una cultura organizacional efectiva logra un equilibrio entre mantener una sólida alineación interna con los objetivos y valores de la empresa, al tiempo que se mantiene ágil y receptiva a las demandas y oportunidades del mercado externo. 

5. Criterio de recompensa

Define cómo y por qué se recompensa a los empleados. Varia significativamente de una organización a otra dada la variabilidad de factores como la innovación, donde se premia la creatividad y la generación de nuevas ideas; el rendimiento individual, que se enfoca en las metas y logros personales; o la antigüedad, donde la lealtad y el tiempo de servicio en la empresa son altamente valorados. 

6. Iniciativa Individual

Por último, esta dimensión evalúa hasta qué punto se fomenta y se celebra la autonomía y la proactividad dentro de la organización. 

Cultura y productividad: Una relación inseparable 

Los estudios demuestran que una cultura organizacional positiva y bien cimentada aumenta significativamente la productividad.  

Y es que, cuando los empleados se sienten parte del equipo y notan que la organización vela por su bienestar para que estén motivados y satisfechos, tienden a estar más comprometidos a largo plazo, y también son más creativos y eficientes. 

Por el contrario, una cultura disfuncional en el que los miembros del equipo se sientan invisibles y agotados, lleva a la desmotivación y al bajo rendimiento. De hecho, según un informe de McKinsey, más del 60% de los resultados negativos en las organizaciones se deben a comportamientos tóxicos. 

Por lo tanto, una cultura organizacional sana y bien desarrollada es un impulsor estupendo para la productividad, llegando incluso a tener más fuerza que otros elementos más explícitos como el salario. 

¿Cómo medir la cultura de tu organización? 

Ahora que ya has visto cómo el ambiente laboral es esencial para entender y mejorar la productividad, llega la gran pregunta: “¿Cómo puedo saber si la cultura de mi organización es la mejor?”. 

Existen muchas herramientas que te facilitarán medir la cultura de tu compañía. Una de las más rápidas, fáciles, potentes y económicas en cuestión de tiempo y recursos son las encuestas para empleados como esta: Guía para crear encuestas de clima laboral + Modelo Gratuito. 

Las encuestas te permiten obtener una visión directa de las percepciones y opiniones de tus empleados sobre el ambiente de trabajo, y pueden abarcar temas como la satisfacción laboral, el compromiso, la comunicación interna y la percepción sobre la gestión y el liderazgo para identificar áreas de mejora y desarrollar estrategias que fortalezcan la cultura de tu organización. 

Eso sí, una vez recolectada y analizada la información, lo importante es actuar sobre ella creando soluciones para mejorar aquello que nos aleja de nuestro objetivo. 

Y un último apunte: la cultura no es estática. Es decir, requiere atención y ajustes continuos. 

Diseñado por HR People para HR People y líderes de equipo, Team Insights es la plataforma especializada en encuestas para empleados más flexible y adaptable del mercado.  

Pruébala gratis, y crea una encuesta desde cero o utiliza una plantilla personalizable. ¡Mejora el clima laboral e impulsa la productividad de tu negocio hoy mismo! 

Table of Contents

Toma decisiones con
información, no intuición

Asegúrate de que tus decisiones van en la dirección correcta. Alinea tu presupuesto y acciones con las necesidades reales de tu equipo. Habla con las personas teniendo feedback real y honesto en tus manos.