Mejora el compromiso de tus empleados con estas 8 buenas prácticas

Mujer delante de un portátil sonriendo

Mejora el compromiso de tus empleados con estas 8 buenas prácticas

En el éxito de un negocio, el compromiso de los empleados juega un papel fundamental. Tener un equipo implicado con la misión y visión de la organización supone la diferencia entre superar los objetivos o quedarse estancado. 

Es algo que ya sabíamos, pero la crisis vivida durante los dos últimos años a raíz de la pandemia nos constató de una vez por todas que no hay nada más importante que las personas en una organización.  

No importa cuál sea el tipo, tamaño o sector de la compañía, sin un equipo involucrado en sacar adelante el proyecto es imposible que los resultados sean buenos a medio y largo plazo. 

Aun así, un estudio realizado por Gallup en 2021 señaló que solo el 20% de los empleados encuestados estaban comprometidos con su trabajo, lo que supone un 2% menos que el año anterior. Y si nos centramos en Europa, este porcentaje cae hasta el 11%. 

Para que la desconfianza de los colaboradores no vaya en aumento, las empresas necesitan actualizar sus estrategias de gestión de talento con herramientas y prácticas que ayuden a mejorar el compromiso laboral, impulsar su crecimiento y cultivar el desarrollo de sus empleados. 

El compromiso de los empleados es un factor determinante para el desarrollo de la organización 

Cuando los miembros del equipo están comprometidos con su labor, su participación, entusiasmo y optimismo en el espacio de trabajo aumenta.  

Así, las empresas que logran vincular a su fuerza laboral con sus objetivos, obtienen una mayor productividad, una mayor tasa de fidelización, reducen el absentismo y crean un entorno física y psicológicamente más seguro. Es decir, con un alto grado de compromiso laboral, las empresas se vuelven más rentables. 

Además, si los miembros del equipo están en sintonía con la organización y se preocupan por su crecimiento, es más probable que se conviertan en embajadores de marca, influyendo positivamente en el comportamiento de los consumidores y generando clientes más leales. 

Por el contrario, cuando los empleados no están comprometidos tienden al hastío, descontento e insatisfacción. Sienten que su trabajo no está valorado, y que no merece la pena trabajar por mejorar. En consecuencia, la motivación, la productividad y el desempeño bajan y, también es más difícil que se adapten a los cambios. 

Escuchar a los empleados: clave para mejorar el compromiso 

No hay duda de que el compromiso es un sentimiento que va estrechamente ligado a la experiencia de empleado. 

Crear un entorno positivo que valore y tenga en cuenta las necesidades y las expectativas de la fuerza laboral es fundamental para motivar esa sensación de engagement con la empresa. Y, para lograrlo, es muy importante escuchar su feedback. 

Cuando le damos a los miembros de nuestros equipos la oportunidad de dar a conocer sus impresiones acerca de la organización, esto es lo que conseguimos: 

  • Relaciones más fuertes y duraderas. Preguntar a los empleados en un ejercicio de comunicación bidireccional demuestra transparencia y ganas de mejorar las cosas. Los empleados valoran a las empresas dispuestas a escucharlos, y eso genera confianza e implicación en crear relaciones empleado-empleador sanas y satisfactorias. 
  • Consciencia y responsabilidad. Escuchar a los empleados es una buena forma de hacerles entender que tienen un gran valor que aportar a la empresa. Cuando los equipos saben que su contribución al negocio es importante, se vuelven más productivos y eficientes: las tareas se completan a tiempo, prestan más atención a los detalles, la calidad de su trabajo aumenta, etc. 
  • Optimización de los recursos. Conocer lo que quiere la plantilla te ahorrará tiempo y dinero. Si lo que quieres es empezar a mejorar el compromiso laboral, es mejor preguntar directamente qué necesitan para que tengan una mejor experiencia de empleado en vez de invertir en mejoras que tal vez no les interesan o no están bien orientadas. Utilizando una encuesta laboral o cualquier otra estrategia de escucha para tus empleados, sabrás qué aspectos de tu gestión del compromiso deberás abordar para crear un mayor impacto.  

Tu solución a la desmotivación laboral

8 maneras de mejorar el compromiso de tus empleados 

Cada empresa es única, por lo tanto, las soluciones para impulsar el engagement no serán las mismas para todo el mundo. Por eso es tan importante preguntar a los empleados. 

Aún así, y teniendo en cuenta el apartado anterior, aquí van unos cuantos consejos que te servirán de guía a la hora de diseñar e implementar una buena estrategia que te ayude a mejorar el compromiso laboral. 

  • Deja claras las expectativas.  

Es difícil que las personas se comprometan a algo que no conocen. Definiendo los objetivos, los roles y las tareas estarás facilitando la comprensión del trabajo. Cuando los empleados saben lo que se espera de ellos, su motivación e implicación por conseguir resultados aumenta. 

  • Proporciona los recursos y la formación adecuada. 

Un equipo puede tener ganas de alcanzar metas, pero sin las herramientas y las habilidades adecuadas, el optimismo y la ilusión pasan a convertirse en estrés y frustración. Y nadie se compromete con una organización que genera malestar. En cambio, ofrece a tu plantilla las herramientas para el éxito y te estarás ganando su compromiso.  

  • Empodera a los equipos. 

El micromanagement es un estilo de liderazgo que amenaza el compromiso laboral. La corrección constante, el feedback negativo y los obstáculos en el avance de los proyectos perjudican el entusiasmo y las ganas de trabajar. ¿La alternativa? Deja que tu gente tome sus propias decisiones y se autogestione.  

  • Reconoce el trabajo bien hecho. 

En Team Insights no nos cansaremos de recordar la importancia que tiene valorar y apreciar los esfuerzos de los empleados. El reconocimiento público, ya sea en una reunión de equipo, en un comunicado oficial a toda la empresa o en el boletín informativo, son buenas muestras de la cultura del agradecimiento que hace falta para comprometer a los empleados.  

Los incentivos, premios y otros beneficios personalizados son también opciones válidas para el reconocimiento al trabajo duro. 

  • Cultiva una relación de confianza. 

Confiar en los miembros del equipo implica asumir que van a poner todo su empeño en desarrollar su trabajo de la manera más eficiente posible para que el proyecto salga adelante. En este contexto, las personas se sienten seguras de expresar sus puntos de vista abiertamente, discutir controversias y esforzarse en el intercambio de soluciones beneficiosas para todos.  

En otras palabras, la confianza genera compromiso. 

  • Recoge feedback a menudo. 

Se presupone que los equipos de management están comprometidos con la organización porque su trabajo es crear dinámicas y operativas que mejoren los resultados. Están implicados de forma directa en la gestión de la organización.  

Cuando involucramos a los empleados sucede lo mismo. Una forma sencilla y efectiva de implicar más a la fuerza laboral con la organización es preguntándoles frecuentemente acerca de temas que les resulten de interés o que les influya directamente en su día a día. Las encuestas para empleados son la mejor solución para llevar a cabo esta tarea. 

  • Comparte los valores y el propósito de la organización. 

Una visión compartida por todo el equipo representa un modelo mental del futuro de la organización y del equipo, el cual guía todas las decisiones y actividades que se llevan a cabo para sacar adelante el proyecto.  

Esta visión compartida genera en los empleados la percepción de formar parte de un todo, creando un sentimiento de pertenencia que los lleva a comprometerse con la compañía. 

  • Ofrece oportunidades de crecimiento. 

Al iniciar su carrera profesional, uno de los principales objetivos de los empleados es poder crecer e ir sumando hitos. Cuando esto no ocurre, se sienten estancados y empiezan a buscar alternativas donde sí les ofrezcan esa oportunidad. 

Por eso, es tan importante que las empresas tengan preparados planes de crecimiento y promoción. Si los miembros del equipo sienten que podrán ir un paso más allá e ir sumando escalones, es menos probable que quieran irse a otro lugar. 

 

El compromiso de los empleados es fundamental para que un negocio vaya bien. Poner en práctica estos consejos te ayudará a llevar a tu organización a lo más alto.