Las 5 mejores prácticas para impulsar la participación en tus encuestas de satisfacción

Ilustración de dos oficinistas llevando a cabo una presentación de resultados. En la pantalla se muestra un gráfico de barras.

Las 5 mejores prácticas para impulsar la participación en tus encuestas de satisfacción

La mejor fuente de información para mejorar el clima laboral y satisfacer a los empleados son los propios empleados. Las encuestas de satisfacción son la herramienta perfecta para cosechar todos los datos que necesitas, por eso, como manager, sabes que la participación de todos los equipos es fundamental. 

Tú, como responsable del bienestar del equipo, sabes que las encuestas de satisfacción son un medio de mucho valor para aplicar cambios positivos en el funcionamiento de toda la organización. Sin embargo… ¿también lo saben los empleados? 

Si has llegado hasta este artículo, es posible que la respuesta a esa pregunta sea “no”, haciendo que la participación en tus encuestas de satisfacción no tenga la popularidad que esperabas y necesiten un pequeño empujón. 

¿Cuánto empuje? 

Pues, para unos resultados realmente significativos, la ratio de participación debería rondar entre el 70% y el 80%, teniendo en cuenta que las empresas pequeñas necesitan un número mayor de respuestas que las grandes. 

Pero no te preocupes, porque has llegado al lugar indicado. A continuación, te mostramos una recopilación de las 5 mejores prácticas para impulsar la participación de los empleados en tus encuestas de satisfacción. 

Maximiza la participación de tus equipos en las encuestas de satisfacción

1. Involucra a toda la organización

Los empleados son la parte esencial en la participación de las encuestas de satisfacción, pero no son la única importante. 

Todo el conjunto de directivos, desde los altos ejecutivos hasta los líderes de equipo, necesitan estar involucrados en las encuestas y respaldar el hecho de que los resultados obtenidos son valiosos para el diseño de estrategias operativas 

Si los colaboradores se sienten escuchados y entienden que desde el liderazgo van a utilizar sus respuestas y opiniones para mejorar su calidad de vida laboral, es más probable que quieran formar parte del cambio, aumentando así la tasa de participación en las encuestas de satisfacción. 

2. Asegura el anonimato en las respuestas

Para aumentar la tasa de participación y conseguir un mayor número de respuestas, los empleados necesitan estar seguros de que no van a ser penalizados ante cualquier tipo de crítica constructiva. 

El anonimato es una de las principales características que hacen que las encuestas sean tan eficaces: permite a los empleados ser honestos y transparentes al saber que no van a poder ser identificados a través de sus respuestas. 

Los empleados deben sentirse libres de responder con total libertad a cuestiones tan delicadas como, por ejemplo, si están contentos con su remuneración, si consideran que se les valora lo suficiente por parte de sus managers, si están a gusto trabajando con sus compañeros, o si la empresa está invirtiendo en los recursos necesarios. 

Utilizando Team Insights, te aseguras de que todas las encuestas de satisfacción que envías son 100% anónimas. 

3. Comunica tus intenciones

Las encuestas de satisfacción son un tema serio. Son la herramienta mediante la cual los cambios se hacen realidad. Y este objetivo debe quedar muy claro para los empleados. Por eso, cuando vayas a lanzar una encuesta, no lo hagas sin más.   

Avisa a tu equipo de que la organización quiere tomar las acciones adecuadas para mejorar el día a día de sus trabajadores y que, para eso, la participación de todos en las encuestas de satisfacción es fundamental 

Es importante que incidas en el hecho de que su contribución es valiosa para la junta directiva, y que refuerces la idea de que una alta tasa de participación repercutirá favorablemente en su bienestar laboral. 

Los empleados no dejarán a un lado su ajetreado día para contestar preguntas si no tienen la certeza de que sus aportaciones realmente tendrán un impacto positivo sobre la organización. 

4. Hazlo fácil y anticípate a las objeciones de los empleados

Las encuestas largas son aburridas y requieren mucho tiempo para ser completadas, lo que hace que decaiga la tasa de respuesta: los empleados se cansan y las abandonan o directamente ni las abren. 

Tus empleados ya tienen suficientes retos que superar en su día a día, y las encuestas de satisfacción no deberían ser un obstáculo más. 

Para fomentar su participación y lograr que los empleados se comprometan en completar las encuestas hasta el final, es recomendable mantenerlas cortas (no más de 30 preguntas) y que puedan realizarse en 5 o 10 minutos. 

Y, como suponemos que tus colaboradores no son adivinos, ¡hazles saber que esta tarea no les ocupará mucho tiempo!  

Utiliza un asunto o un mensaje que anticipe las expectativas de los colaboradores. Por ejemplo, en Team Insights utilizamos el siguiente mensaje con nuestros equipos: 

“Aquí tienes el enlace personal a tu encuesta. Tu opinión es muy importante. 

En unos pocos minutos podrás completarla. 

¡Muchas gracias!” 

Si, por el contrario, crees que vas a necesitar muchas más preguntas, las encuestas de pulso son tu alternativa ideal. 

5. Comparte los resultados y el plan de acción

Enseñar los resultados a tu equipo una vez finalizado el periodo de consulta es un paso vital que muchas empresas se olvidan de dar. 

Por un lado, sirve para demostrar que la empresa se toma en serio la participación de los empleados y que el feedback obtenido tiene un propósito 

Por el otro, los colaboradores pueden ver el estado de la empresa y cómo sus aportaciones han influenciado en una evolución positiva, lo que les motiva a seguir participando en las encuestas de satisfacción y mantener una ratio de respuesta alta.  

En conclusión

Para mejorar la participación de las encuestas de satisfacción, debes entender que lanzar las preguntas es solo un paso más que forma parte de un proceso mucho más complejo.

La intención es mejorar el bienestar de tus equipos y, si te lo tomas en serio, tu gente también lo hará.