Cómo evitar que la evaluación del compromiso sea un proceso inútil

Cómo evitar que la evaluación del compromiso sea un proceso inútil

Cómo evitar que la evaluación del compromiso sea un proceso inútil

La evaluación del compromiso es un proceso por el cual las organizaciones miden el grado de vinculación que sus empleados tienen con la empresa. Hacer esta evaluación es importante, porque el compromiso de los empleados puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso, entre destacar o pasar desapercibido entre la competencia e, incluso, el compromiso de los trabajadores incide de manera directa en la satisfacción de los clientes. 

Un empleado comprometido estará alineado con los objetivos de la compañía y peleará por conseguirlos, involucrándose a nivel emocional con los intereses de la empresa. En consecuencia, los trabajadores son más productivos y desempeñan mejor sus funciones. Y no lo harán solo por el dinero, sino porque su trabajo le importa, porque quieren ofrecer lo mejor. 

Conscientes de este hecho, las empresas están empezando a prestarle atención a este aspecto, ya que, según un estudio de Brandon Hallel 70% de las organizaciones calificaron como máxima importancia el compromiso de los empleados y su evaluación como importante o extremadamente importante. 

Por qué las empresas necesitan evaluar el compromiso de sus empleados 

Lo que no se puede medir, no se puede mejorar. Si contar con el compromiso de los empleados es importante, saber medirlo adecuadamente lo es más si cabe. Una buena evaluación del compromiso permite a las organizaciones: 

  • Detectar las necesidades de los empleados a tiempo y ponerles solución antes de que sean un problema mayor.  
  • Obtener retroalimentación sobre la organización y la experiencia de empleado. 
  • Detectar puntos fuertes y áreas de mejora, para impulsar los primeros y corregir los segundos y llevar a la organización en la dirección correcta. 
  • Obtener datos fiables que soporten la toma de decisiones.  

Ahora bien, ¿están las empresas evaluando el compromiso de sus equipos de la forma correcta? Si tu respuesta a una buena práctica es hacer una encuesta anual, entonces debemos advertirte de que, quizás, no lo estés haciendo bien 

Las encuestas anuales de evaluación de compromiso de los empleados son un recurso insuficiente, por lo que es normal que no se obtengan los resultados esperados y que todo se acabe convirtiendo en un proceso inútil. 

Aquellas organizaciones que no logran resultados, deberían preguntarse: 

  • ¿Estamos evaluando el compromiso de los empleados con la suficiente asiduidad? 
  • ¿Realmente medimos lo que necesitamos evaluar? 
  • ¿Usamos los indicadores correctos? 
  • ¿Los datos son fiables? 

Ventajas de tener empleados comprometidos con la organización 

  • Mayor satisfacción laboral. Un empleado comprometido con su trabajo encuentra satisfacción en lo que hace. Cuando un empleado está satisfecho, trabaja más y mejor, aumentando su desempeño y productividad, lo que se traduce en beneficios para la empresa y los clientes.
     
  • Fideliza el talento. Los empleados comprometidos tienen un fuerte vínculo con la organización a la que pertenecen, por lo que serán más reacios a querer cambiar de trabajo. Esto beneficia a las empresas, porque reduce el índice de rotación ahorrando costes de tiempo y dinero.
     
  • Incrementa el sentimiento de pertenencia. Los empleados comprometidos se sienten parte de la cultura empresarial y ayudarán a difundirla. No hay mejor embajador de marca que un empleado comprometido con la causa.
     
  • Mayor rentabilidad. Estar comprometido con tu trabajo hace que te involucres más, tomes mayores responsabilidades y ofrezcas un servicio de mayor calidad. Esto se verá reflejado en clientes más contentos, que no dudarán en volver y recomendar la empresa a familia y amigos. 
     
  • Menos accidentes. Según este estudio realizado por Gallup, el compromiso laboral reduce los problemas de salud derivados del puesto de trabajo hasta en un 70%, repercutiendo a su vez en un menos absentismo. 

A continuación, te explicamos cómo hacer que la evaluación del compromiso de los empleados pase de un proceso inútil a una gestión eficaz. 

Cómo hacer una evaluación del compromiso eficaz 

1. Aumenta la frecuencia de evaluación

Como decimos, uno de los principales problemas es la frecuencia de evaluación del compromiso. Con una sola encuesta anual, lo que se consiguen son encuestas largas y tediosas, que muchos empleados se resisten a completar y que, además, no aporta datos fiables porque las respuestas se verán influidas por sucesos recientes, sin tener en cuenta el año completo.  

Por el contrario, aumentar la frecuencia con la que se envían las encuestas reducirá su extensión, lo que hará más probable que los empleados se sientan dispuestos a responderlas, incrementando también la calidad de la retroalimentación y de los datos obtenidos.  

Pero sobre todo, una frecuencia constante de evaluación del compromiso permite hacer un seguimiento histórico y ver las fluctuaciones resultado de nuestras decisiones, con lo que se puede hacer una gestión ágil capaz de poner solución a los problemas de manera casi inmediata. 

¿Cómo poder aumentar la frecuencia de evaluación sin afectar al flujo de trabajo? Con herramientas digitales que automaticen el proceso, como Team Insights. 

Nuestra plataforma permite enviar encuestas de evaluación del compromiso a toda la plantilla de forma automática en el lapso que desees programar. Estas encuestas las reciben directamente en su bandeja de entrada del correo electrónico, cada 15 días, cada mes, trimestralmente… tú decides.  

La tecnología People Analytics se encarga de la parte estadística y el análisis de datos, mostrándote de manera muy visual todo aquello que necesitas saber para tomar las mejores decisiones.  

Con Team Insights es posible evaluar el compromiso de un equipo en cuestión de minutos. 

Team Insights Compromiso2. Utiliza los indicadores correctos 

Uno de los errores más frecuentes que comenten las compañías es preguntar por la satisfacción en vez de por el compromiso. 

Aunque suelen ir de la mano, satisfacción y compromiso no son lo mismo y por lo tanto, no se deben usar los mismos indicadores para evaluarlo. 

La satisfacción es una dimensión susceptible a variaciones rápidas, es poco estable, y está sujeta a factores extrínsecos. El compromiso, en cambio, es una dimensión estable y sostenida en el tiempo que, una vez conseguida, se verá poco influida por el ambiente externo. 

Team Insights está diseñado para poder evaluar ambas dimensiones por separado, por lo que siempre te asegurarás de evaluar lo que realmente quieres evaluar. 

Además, el modelo de evaluación del compromiso de Team Insights se diseñó tras un exhaustivo trabajo de investigación, analizando los mejores estudios del mercado y aislando las variables clave que afectan al compromiso.  

El resultado: datos fiables, válidos y eficaces. 

Team Insights Dimensiones Clave 

3. Deja que tus equipos se expresen con libertad 

A la hora de realizar evaluaciones, el miedo a ser juzgados genera un sesgo de respuesta que afecta negativamente a la calidad de la información obtenida. 

Es importante que los empleados puedan responder a las encuestas de evaluación del compromiso con total libertad, de lo contrario, las decisiones que pudiéramos tomar no estarían basadas en la realidad de la organización y, por lo tanto, ser inútiles. 

Por eso, las encuestas de evaluación de Team Insights tienen la opción de ser totalmente anónimas, para que tus equipos puedan decir lo que realmente piensan.  

Muchas organizaciones son reacias a una retroalimentación sincera y transparente por parte de sus empleados, pero ¿cómo poder mejorar el compromiso sin conocer el estado en el que se encuentra? Sin datos, es prácticamente imposible. 

4. Motiva a tu equipo 

¿Y si lo que falla es la participación de los empleados? ¿Saben tus empleados que te preocupas por ellos? 

Inculcar el valor de las opiniones de los trabajadores debería formar parte de la cultura de la organización. 

Cuando los empleados son conscientes de que sus opiniones se escuchan y son tomadas en cuenta, estarán más motivados para responder a las encuestas de evaluación del compromiso, incrementando la participación. 

5. Haz que cuente 

Por último, estas evaluaciones serán un proceso totalmente inútil si no se usan. Contar con la información no es suficiente. Se necesita tomar medidas. Y los empleados deben notar que se toman medidas. 

La finalidad última de la evaluación del compromiso de los empleados no es obtener una retroalimentación del estado de los equipos, es el medio que se usa para tomar las decisiones oportunas que mejoren el bienestar y sirvan para impulsar ese compromiso que haga que los empleados rindan mejor y sean más productivos 

Si quieres mejorar el proceso de evaluación del compromiso de tus empleados y conseguir resultados, prueba gratis Team Insights.